Infórmate y repara

in Salud
Visto: 189

La semana pasada iniciamos este camino pensando como José  escuchó y estuvo preparado para enfrentar la crisis. Esta semana hablaremos de

los dos primeros pasos en los que vamos a armarnos de herramientas importantes que serán útiles para estos momentos difíciles.

Imagino como, José antes de iniciar a recolectar los recursos de Egipto, tuvo que informarse de a cuantos tenían que ayudar, cuantos graneros había y  si estaban en buen estado; ya que de nada servía reunir provisiones si no sabían a dónde llevarlo, y menos si sus bodegas eran útiles para este fin, por lo cual, debemos conocer quienes están en nuestra casa y si esta es segura.

La información: muy importante en el caso de un evento catastrófico, actualmente  con el uso del celular la hemos dejado de lado. Ya no aprendernos el número, la dirección, incluso el nombre completo de muchas personas, pero la primera recomendación  es:

Conozca los datos básicos de su grupo familiar: nombre completo, dirección, teléfonos de contacto y si es posible el número de identificación  junto con parte de su historial médico en el que pueda identificar cuatro cosas.

  1. Enfermedades.
  2. Medicamentos.
  3. Alergias. 
  4. Cirugías.

Esta información le será útil para ubicar a sus familiares fácilmente. Además, en caso de una emergencia médica, esta información le puede salvar la vida.

Puede usar a familiares fuera de la ciudad para reportarse en el caso de un accidente, ya que muchas veces es más fácil comunicarse fuera de la ciudad que dentro de ella en caso de emergencia, así que el nombre y teléfono de un contacto fuera de la ciudad puede ser una alternativa para entablar una comunicación inicial.

Use en su teléfono las letras aa + el nombre de la persona a la que quiera sea notificada de forma primaria de su estado. Si en determinado caso usted no pudiera, será al que se llame primero, póngalo en sus favoritos y en marcado rápido, para que sea de fácil acceso.

 

Nombre

Dirección

Teléfono

#identificación

Historia medica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nombre de contacto fuera de la ciudad

Teléfono

 

 

 

Otra parte importante para nuestra preparación es identificar qué riesgos tenemos en nuestro hogar que puedan empeorar o generar una situación de emergencia. Esto lo haremos haciéndonos cuatro preguntas:

  1. ¿Me puede caer algo encima?
  2. ¿Se puede incendiar algo y sé cómo usar un extintor?,
  3. ¿Algo puede estorbar mi evacuación?
  4. ¿Tengo sitios seguros en mi casa?.

A partir de estas preguntas haga una lista exhaustiva y tome planes de mejora como lo es:

  1. Asegure todos los elementos que puedan caer, romperse y generar lesiones. Reubíquelos de manera que disminuya la probabilidad que caigan sobre alguien.
  2. Desconecte elementos que no esté usando, no sobrecargue los tomacorrientes, no deje velas encendidas, ni fósforos o encendedores cerca de elementos que puedan incendiarse, no se descuide o se duerma cuando esté cocinando, aprenda a usar un extintor puede salvar su vida y su casa.
  3. Mire si hay elementos como pisos partidos, sitios resbalosos, oscuros o elementos que estorben, dificulten o le generen caídas durante la salida de su hogar.
  4. Según la intensidad de la emergencia puede ser inseguro inicialmente salir del área de residencia así que adecue en diferentes partes de su casa sitios en donde pueda resguardarse, alejado de elementos que puedan herirlo como ventanas o elementos pesados, entre tanto puede evacuar el área.

Esta va a ser la tarea de esta semana, enterarnos de toda aquella información que muchas veces ignoramos, pasando por alto que con esto podemos ayudar mucho; y también, miremos a nuestro alrededor, identifiquemos los peligros latentes, corrijamos y hagamos un hogar más seguro. 

Sigamos siendo prudentes, alistémonos, y como José informémonos y arreglemos nuestros graneros.

El señor Jesucristo los bendiga nos vemos la otra semana.

Por: Javier Moncada

Médico