La Inteligencia Emocional y La Toma De Decisiones

Visto: 193

En escritos anteriores se ha hablado acerca de la inteligencia emocional y de la importancia que esta tiene en los diferentes ámbitos de la vida; en esta ocasión, se dará una mirada acerca de qué tan importante es la inteligencia emocional en la toma de decisiones.

Una decisión es una determinación que se toma respecto a algo; es un proceso que consiste en realizar una elección ante diferentes alternativas. Te doy un ejemplo: Trabajas en un buen lugar, con un buen sueldo, pero no te gusta el ambiente laboral; te sale una oferta de trabajo, que propone un excelente ambiente laboral, pero el sueldo es más bajo. Es una de tantas situaciones en donde se debe tomar una decisión; pero debido a que se involucran emociones y sentimientos,  en ocasiones se hace difícil decidir.

Recordemos que la inteligencia emocional es aquella capacidad de percibir sentimientos propios; aprender a distinguirlos y utilizar esta información, para guiar tu pensamiento o tu comportamiento. El ser inteligente a nivel emocional, permite tomar decisiones más acertadas. Para utilizar tu inteligencia emocional, ten en cuenta lo siguiente:

  • Identificar: Las emociones son señales que muestran nuestro mundo interior; por lo tanto, necesitas identificarlas, y así encaminar tus acciones adecuadamente, para cometer menos errores en la toma de una buena decisión.
  • Utilizar: Debes enfocar tus emociones y pensar de forma  racional, esto será la guía para resolver los problemas que se te presentan.
  • Comprender: Cada una de las emociones tienen diferentes causas. Necesitas reconocer lo que te ocasiona “un caos emocional”. Si se te presentaran varias situaciones al tiempo, que trastornan tus emociones, (Ejemplo: estás con tu pareja, le entra una llamada, habla de forma extraña, luego no te trata  igual; las cosas van mal en el trabajo; en la casa estás discutiendo con tu familia.) Debes empezar a solucionar el problema que más dolor emocional te causa; así te harás mucho más fuerte a nivel emocional y aprenderás a identificar tus emociones para tomar una buena decisión.
  • Manejar: Incorpora tus emociones de forma inteligente al momento de solucionar los problemas; esto te ayudará a saber cómo dirigir tu conducta adecuadamente. Maneja tus emociones con eficacia y como resultado obtendrás un autoconocimiento y un mejor desempeño a nivel interpersonal.

 

Recuerda: “Toma tus decisiones a tiempo; si no, la vida lo hará por ti”.

 

Por:

Daniela Hernández

Psicóloga